×
Inicio Características FAQs Blog Contacto

2016 / © MOLEXPLORE SKIN CANCER APP

Google Play Apple Store

Post

Tipos de rayos del sol que afectan a tu piel

Como todos sabemos ya muy bien, la luz solar es la principal fuente emisora de radiación ultravioleta (UV) y una exposición excesiva a esta radiación es notablemente perjudicial para nuestra piel.


Aunque este tipo de rayos (UV) son solo una pequeña proporción de todos los que emite el sol, sí son los que causan daños en la piel y uno de los principales factores de riesgo para la mayoría de los cánceres de piel.


Tipos de rayos UV.

Existen 3 tipos principales de rayos ultravioleta:

Rayos UVA: Suponen alrededor del 95% de radiación ultravioleta que llega a la superficie de la Tierra. Son los responsables de envejecer las células de la piel y además, pueden dañar su ADN. Están asociados a un daño a largo plazo y a la aparición de arrugas, por lo que se dice que su daño es “silencioso”.
Rayos UVB: Forman el restante 5% de los rayos UV y la cantidad que nos llega varía según la latitud a la que nos encontremos, la época del año y la hora del día. Pueden dañar directamente el ADN de las células de la piel y son los que causan las quemaduras. Se cree que son los responsables de la mayoría de cánceres de piel. Causan también problemas en los ojos y en el sistema inmunitario.
Rayos UVC: También forman parte de la radiación UV pero son filtrados en su mayoría por nuestra capa de ozono. No obstante, se considera que ningún rayo UV es seguro.

Rayos infrarrojos.

Estos rayos son los que nos proporcionan la sensación de calor cuando nos exponemos al sol o los que producen insolaciones o golpes de calor.

Este tipo de rayos penetra en nuestra piel, alcanzando la capa cutánea más profunda y produciendo un “estrés térmico” que favorece la liberación de radicales libres. Influyen en el envejecimiento cutáneo y provocan la pérdida de firmeza y elasticidad.


A pesar de todo esto, no debemos dejar de disfrutar al aire libre. Por eso, es muy importante seguir una serie de recomendaciones y consejos para evitar posibles daños en nuestra piel. Los hemos repetido en innumerables ocasiones, pero no nos cansaremos de deciros que la mejor prevención es una buena protección.


  • Evita la horas centrales del día y si tienes que salir, ¡busca la sombra!.
  • Aunque parezca mentira, la ropa más oscura nos protege mejor. Y como curiosidad os diremos que si está mojada es menos efectiva en la protección que si está seca.
  • Cubrirse no bloquea del todo los rayos UV, así que usa un buen filtro de protección solar. Recuerda leer bien la etiqueta antes de comprarlo.
  • Usa gafas de sol adecuadas.
  • Protege tu cabeza con un sombrero.
  • Ten especial cuidado con los más pequeños. Recuerda que no debemos exponer a los menores de 6 meses en ningún caso.

  • Disfruta del verano, de la playa, de la piscina, de la montaña, del paseo por la ciudad, de tus descansos,... pero disfruta con cabeza y protégete.


    Molexplore. It’s your skin!

    Comienza tu screening, descarga ahora la aplicación.

    Molexplore App

    También podría interesarte: