×
Inicio Características FAQs Blog Contacto

2016 / © MOLEXPLORE SKIN CANCER APP

Google Play Apple Store

Post

¿Qué son las petequias y por qué salen?

A pesar de que las petequias son en la mayoría de los casos lesiones benignas, hoy queremos ayudaros a identificarlas. Y es que pueden ser síntoma de otro problema de menor o mayor gravedad. Así, os explicamos qué son las petequias y por qué pueden aparecer en nuestra piel.

¿Qué son las petequias?

Las petequias aparecen en forma de pequeños puntos redondos del tamaño de una cabeza de alfiler, siendo de color rojo violáceo o negruzco. Su formación no es dolorosa, ni pica ni produce quemazones, sin embargo, es cierto que muchos se alarman al descubrirlas.

Como hemos comentado, siempre aparecen en forma de puntitos, y si no es así, lo más probable es que no se trate de una petequia. Además, debéis saber que no se trata de nada más que de pequeños hematomas o lesiones de sangre, por lo que cambiarán de color como si se tratase de cualquier otro cardenal, llegando incluso a coger un tono más verdoso o amarillento.

En cuanto a longitud, miden entre 1 a 4 milímetros.

¿Por qué pueden aparecer petequias?

Cómo sabéis, todo nuestro organismo se conforma de venas y vasos capilares que se encargan de distribuir la sangre desde nuestro órgano “bomba” (el corazón) hacia todas las partes de nuestro cuerpo.

Estos pequeños conductos o vasos son bastante frágiles, por lo que no es de extrañar que puedan sufrir roturas de vez en cuando debido a muchas razones. Pues bien, estos pequeños hematomas pueden provocar lo que llamamos las petequias.

Así que las petequias surgen por salidas de sangre de nuestros vasos capilares. De esta forma, al ser manchas subcutáneas, no notaremos ningún tipo de relieve ni molestia al tocarlas.

Actualmente, no existen síntomas que avisen de la aparición de las petequias, y es que las causas de su aparición pueden ser bastante diversas: un esfuerzo más intenso que de normal por tos o vómitos ya sería una posible causa de que aparecieran estos puntitos en zonas como la cara o el cuello, ya que el esfuerzo podría haber roto algún pequeño capilar.

Por otra parte, una mala alimentación puede tener que ver en esto, ya que la falta de vitaminas como las del grupo B, C, E y K puede manifestarse en nuestro exterior en forma de petequias. Además, una reacción alérgica o algún tratamiento médico también puede originar esta especie de hematomas internos.

Cabe decir que, a parte de las causas mencionadas, puede haber otras causas más graves por las que puedan aparecer petequias en nuestra piel. Estas causas más preocupantes tendrían que ver con enfermedades que de una forma u otra afectan a la circulación y coagulación de nuestra sangre.

Estas serían enfermedades hepáticas, afecciones nerviosas o infecciones que a largo plazo puedan provocar la rotura de algunos de nuestros vasos sanguíneos.

Finalmente, otras posibles causas de las petequias son externa: picaduras de insectos o animales como serpientes e incluso algo tan simple como un pequeño golpe, presión o pinchazo.

¿Debe preocuparme la aparición de petequias en mi piel?

Como cualquier hematoma que pueda producirse en nuestra piel, una petequia debería desaparecer con el paso del tiempo, a la misma vez que su color vaya variando. Así, en el caso de que no desapareciera, sería recomendable acudir al médico, a fin de diagnosticar la verdadera causa de su aparición.

En caso de venir acompañadas de fiebre, y más en el caso de los más pequeños, sería urgente acudir al médico. Y es que podría ser síntoma de meningitis. De todas formas, en líneas generales, la confusión con otras dolencias es muy habitual.

Sabemos que al descubrir las petequias es común alarmarse, pero tranquilos. Si sospechais que se trata de algo más que una simple lesión de los pequeños vasos capilares, vuestro médico especialista os dará la atención médica necesaria, aplicando los remedios y tratamientos adecuados para su eliminación.

Comienza tu screening, descarga ahora la aplicación.

Molexplore App

También podría interesarte: