×
Inicio Características FAQs Blog Contacto

2016 / © MOLEXPLORE SKIN CANCER APP

Google Play Apple Store

Post

Puntos rubí. ¿Qué son esas bolitas rojas en nuestra piel?

Por el color que los caracteriza, el “microangioma”, “angioma senil” o “angioma capilar” reciben comúnmente el nombre de “puntos rubí”. Así, se trata de pequeñas dilataciones capilares benignas que suelen aparecer en nuestras extremidades o tronco con unas dimensiones que varían de 1 a 4 milímetros.

Lo más habitual es que aparezcan en adultos mayores de 40 años, sin embargo, es posible encontrarlos en jóvenes. De esta forma, distinguimos dos tipos de angiomas, ambos totalmente benignos: los puntos rubí y los angiomas planos. Para diferenciarlos: los puntos rubí aparecen en forma de marcas que se elevan sobre la piel, siendo éstas de color rojo o morado.

Por otro lado, los angiomas planos se presentan con un aspecto sin volumen y suelen desaparecer por sí solos; por contra de los puntos rubí, que nos acompañan años o incluso toda la vida.

Los puntos rubí son los de color rojo.

Como observamos en la imagen, se trata de lesiones que aparecen en la piel. La aparición de estas lesiones benignas, con un alto componente hereditario, no suele ser síntoma de un problema de salud ni son contagiosas. Sin embargo, en algunas ocasiones en las que su tamaño sea considerablemente grande, es recomendable su eliminación de la superficie de la piel.

Razón de la aparición de los puntos rubí

Los puntos rubí surgen por dilatarse los capitales sangíoneos, debido a una alteración vascular. Este tipo de problemas suelen relacionarse con los vasos sanguíneos, y suelen transmitirse de padres a hijos.

De esta forma, aunque el origen de los punto rubí es desconocido, como hemos dicho, se ha comprobado que existen algunos factores genéticos en su aparición. Por lo que es frecuente que varias personas de la misma familia presenten este tipo de característica en su piel.

También, consideramos su manifestación propia del proceso de envejecimiento cutáneo. Así, quizá la elevada exposición al sol puede incrementar los casos de puntos rubí, al acelerar la vejez prematura de nuestro cutis.

Otro aspecto influyente en su desarrollo es son los factores hormonales. De ahí que estén relacionados con el proceso de embarazo en las mujeres.

Eliminación de los puntos rubí

El láser y la electrocoagulación son los tratamientos para eliminar esos puntos rojos que aparecen en tu piel de la forma más rápida y sencilla.

Sabemos que para algunos, los puntos rubí supone un problema estético, por lo que os recomendamos estos tratamientos, también utilizados para mejorar el aspecto de la piel o para eliminar arrugas, ya que muestran excelentes resultados y muy efectivos.

- Con el láser pulsado, se destruye por mediación del calor el punto. Según el volumen y tipo de lesión, se aplicará el láser a una intensidad u otra, por lo que su precisión evitará afectar los tejidos colindantes. Los vasos sanguíneos, se coagulan y quedan absorbidos por el propio cuerpo del individuo.

- Por otra parte, mediante la electrocoagulación corporal, se emplea la cirugía para cortar y eliminar el angioma. Más tarde, por una corriente eléctrica dada por un electrobisturí se ejecuta en unos minutos la desaparición del punto rojo. Gracias a la anestesia, este proceso no es doloroso. Además, no requiere tiempo de recuperación (ni siquiera son necesarios los puntos de sutura).

Cabe comentar que no hay efectos secundarios y que la utilización de estos métodos hace que no se dejen cicatrices tras la intervención. Eso sí, deberás hacer caso de las recomendaciones del especialista médico, ya que sus indicaciones serán necesarias para cuidar la zona.

Lo más común es que te receten un tópico para aplicarlo durante los primeros días tras la eliminación. Habrá que limpiar la zona con agua templada y jabón hipoalergénico, además de evitar la exposición solar. Y recuerda: no debes maquillar ni afeitar la zona afectada.

¿Pueden prevenirse los puntos rubí?

Antes de todo, es importante destacar que eliminar los puntos rubí es puramente una razón estética, ya que su origen es benigno y no tiene por qué significar un peligro para nosotros.

Sin embargo, como hemos comentado, si dudamos de su riesgo o nos produce algún tipo de molestia, es aconsejable acudir a un dermatólogo que examine esta pequeña lesión vascular y nos dé un diagnóstico.

Una vez dicho esto, no hay un tratamiento o rutina específica para prevenir estos puntos rojos en la piel. A pesar de ello, os podemos asegurar que conservar tu piel saludable y seguir una vida sana y equilibrada, hará que se preserve la salud y juventud de nuestra piel.

Comienza tu screening, descarga ahora la aplicación.

Molexplore App

También podría interesarte: