×
Inicio Características FAQs Blog Contacto

2016 / © MOLEXPLORE SKIN CANCER APP

Google Play Apple Store

Post

Cómo cambia tu cuerpo con la nueva estación

Generalmente, con los cambios estacionales nuestros hábitos y estado de ánimo varían. No obstante, estos cambios no son superficiales o anímicos, sino que tienen mucho que ver con nuestro genoma y las condiciones principalmente climáticas que anuncian los solsticios y equinoccios.

Es decir, nuestro cuerpo reacciona al entorno, intentando adaptarse a las nuevas condiciones en las que nos encontramos.

Los factores climáticos y el cuerpo humano.

Cuando hablamos de las diferentes estaciones del año, rápidamente pensamos en el tiempo (frío o calor) y cantidad de luz solar que las caracteriza. Y, de hecho, estos son los principales factores que influyen en nuestro cuerpo.

La doctora Silvia Sánchez Ramón, jefa de la unidad de inmunología clínica del Hospital Ruber Internacional, afirma en una entrevista para un periódico nacional, que durante el solsticio de invierno los glóbulos blancos alcanzan su máximo como consecuencia de la estacionalidad. Esto favorece no solo un estado pre-inflamatorio, sino también la aparición de problemas cardiovasculares y autoinmunitarios.

Por otro lado, durante el solsticio de verano y con la llegada del calor, la tendencia es a desarrollar más irritabilidad como consecuencia de las altas temperaturas.

¿Cómo afecta el cambio de estación a nuestra piel?

Con la finalidad de protegernos del frío, nuestra piel se adapta a las diferentes temperaturas.

Por ejemplo, durante el invierno el poro tiende a cerrarse, razón por la que la piel se seca con más frecuencia durante esta época. Por otro lado, en verano los poros se abren, haciendo que la piel tenga una apariencia más tersa. Además, durante los equinoccios de primavera y de otoño la piel también muestra cambios significativos, adaptándose y preparándose para los diferentes cambios de temperatura de estas estaciones.

Ayudar a nuestra piel a adaptarse a las nuevas condiciones y estaciones en las que nos encontramos es fundamental. Como ya os hemos comentado en anteriores ocasiones, la alimentación también es una parte fundamental en el cuidado de tu piel. Beber agua para mantenerse hidratado y consumir productos como las nueces, te ayudará a mantenerla sana, ¡y están riquísimas!.

Molexplore. It’s your skin!

Comienza tu screening, descarga ahora la aplicación.

Molexplore App