×
Inicio Características FAQs Blog Contacto

2016 / © MOLEXPLORE SKIN CANCER APP

Google Play Apple Store

Post

Psoriasis: cómo hacerle frente.

Antes de todo, conviene aclarar que la psoriasis es una “enfermedad de la piel que afecta principalmente a codos, rodillas, cuero cabelludo, abdomen, piernas y espalda”. Produce lesiones en la piel en forma de escamas e inflamaciones, y, aunque no es contagiosa, sí puede ser hereditaria.

No viene a ser otra cosa que una proliferación de un exceso de células en zonas concretas de la piel. Sin embargo, existe mucho desconocimiento acerca de esta enfermedad, por tanto, el 29 de octubre se ha establecido como Día Mundial de la Psoriasis, a fin de informar y concienciar a la población sobre la enfermedad.

A menudo, los pacientes que padecen esta enfermedad se sienten desesperados y se lanzan por cualquier solución. Y es que para algunos puede resultar muy molesto, a pesar que de para otros no significa ninguna incomodidad.

5 elementos que ayudan a tratar la psoriasis

A día de hoy, no hay cura definitiva para poner fin a esta enfermedad, pero con un buen tratamiento puede reducirse la intensidad o incluso desaparecer. Os aconsejamos:

  1. Utilizar Aloe Vera.

    El Aloe Vera es uno de los productos naturales más usados para problemas cutáneos. En este caso, se recomienda porque alivia el dolor o ardor que se pueda sentir en las lesiones. No irrita y además refresca la dermis, por lo que es ideal emplear el gel de la planta tópicamente, lubricando las zonas afectadas.

  2. Mantener una dieta balanceada.

    Como para todo lo relacionado con nuestro organismo, una dieta equilibrada beneficiará a nuestro cuerpo y lo ayudará a hacer frente a todas las funciones. Por tanto, hay que tener procurar distribuir correctamente los nutrientes a lo largo del día.

    Así, en cuanto a la psoriasis, es aconsejable disponer de una alimentación rica en ácido fólico, vitamina A, Vitamina E, Zinc, Selenio y Enzimas.

  3. Ducharse con agua tibia o fría.

    El baño o ducha acompañando con jabones suaves forma parte de los cuidados fundamentales de la psoriasis. Y es que una higiene correcta evitará que la piel sufra infecciones, que podrían dar lugar a nuevas lesiones o brotes.

    Recuerda no usar jabones agresivos o ácidos para que su piel no se reseque más: el pH del jabón deberá ser ligeramente ácido y estar entre 4 y 4.5. También se debería evitar el uso de esponjas, guantes de crin, manoplas, cepillos u otros utensilios que puedan dañar la piel.

  4. Ser disciplinado con el tratamiento.

    De nada sirve llevar a cabo un tratamiento si no eres constante. Sigue los pasos que te ha mandado tu médico, ya que gran parte del éxito dependerá de la calidad de tus actuaciones. Disciplina, tiempo y constancia son los 3 pilares del éxito.

  5. No sentirse avergonzado.

    Si conoces a alguien que padece esta enfermedad o bien estás sufriendo alguno de sus rasgos, recuerda que hay que tratar el asunto con naturalidad y olvidar falsos mitos.

Se trata de un hecho que puede avergonzar o angustiar a quién lo padece, ya que, a pesar de ser una enfermedad leve, psicológicamente puede llegar a tener consecuencias más significativas.

La psoriasis, dependiendo del paciente, se tratará de una enfermedad crónica (para toda la vida) o simplemente será transitoria. Y es que hay diversos factores que influyen en el funcionamiento de las células epidérmicas: genéticos, inmunológicos, psicológicos o medioambientales.

Así, es fundamental disponer de la información suficiente para poder exigir el tratamiento adecuado y eliminar todas aquellas barreras sociales de la sociedad, que provocan un grave impacto psicológico y emocional en el paciente.

Sabemos que el peor daño es el desconocimiento, así, para obtener más información acerca de esta patología, consulta tu dermatólogo. El profesional te indicará cuál es el mejor procedimiento a seguir según tu diagnóstico.

Comienza tu screening, descarga ahora la aplicación.

Molexplore App

También podría interesarte: