×
Inicio Características FAQs Blog Contacto

2016 / © MOLEXPLORE SKIN CANCER APP

Google Play Apple Store

Post

¿Cómo afecta el cambio de hora a tu cuerpo?

Justo durante la próxima madrugada, se producirá el tan debatido retraso del reloj para adoptar el horario de invierno. Cuando sean las tres, pasarán a ser las dos, por lo que tendremos 60 minutos más para dormir.

¿Lo sabías?

El cambio de horario tiene como objetivo maximizar la exposición al sol durante las horas en que la población está despierta y activa. Amanecerá y anochecerá 1 hora antes. En este sentido el SES (Sociedad Española del Sueño) lo tiene claro:

“El horario de invierno es más saludable porque promueve un ritmo biológico más estable que el del verano. Por lo tanto, contribuye a mejorar el rendimiento intelectual y ayuda a disminuir la aparición de diversas enfermedades como las cardiovasculares, obesidad, insomnio y depresión”.

De esta forma, durante este año, en Europa se ha debatido mucho sobre si hay que eliminar definitivamente estos cambios 2 veces al año. Y si ese es el caso, cuál sería el horario que deberíamos adoptar, ¿el de verano o el de invierno? Sin embargo, estos debates no han fructificado, de momento. No hay una posición común entre los países de la UE, y concretamente en España, los expertos del gobierno no se ponen de acuerdo en este asunto.

Otro factor a destacar es que España adoptó el huso horario de Europa Central y no el que geográficamente le correspondería, que es el de Reino Unido y Portugal. Así que, si tenemos en cuenta que lo mejor para la salud es seguir nuestro ritmo circadiano, con las horas de luz solar, lo mejor sería regresar al horario de las Islas Canarias.

Cómo nos afecta el cambio de hora

Como hemos comentado, el cambio de hora de otoño-invierno muestra menores consecuencias en nosotros que el cambio de horario de primavera-verano. Aún así, tenemos comprobado que estas variaciones se asemejan a una especie de “jet lag”, ya que nos cuesta unos días acostumbrarnos a este nuevo ritmo de vida.

Entre los efectos de adelantar o retrasar nuestro reloj encontramos:

  • Alteración del sueño. Cambiar nuestro ciclo del sueño lo afecta de forma que la descompensación horaria desequilibra los periodos de sueño y vigilia.

  • Problemas de estómago. Nuestro reloj y ritmo interno se ve alterado, por lo que muchos muestran algunos contratiempos en su ritmo biológico, que acaba repercutiendo en el orden y equilibrio normal de su estómago.

  • Problemas cutáneos y de cabello. A la piel y el cabello también le pasa factura el cambio de hora. Las alteraciones de las horas de descanso, junto con la modificación de las horas de sol, repercuten en nuestra salud y, por tanto, esto se ve reflejado con una mayor caída de cabello o el envejecimiento de la piel.

  • Mayor irritabilidad. De la suma de todos los efectos anteriores aparecen cambios hormonales que pueden acabar afectando a nuestro carácter durante el periodo de adaptación.

Es cierto que estos efectos cobran mayor peso en algunos colectivos en concreto. En concreto, destacamos a los niños (sobretodo en edad temprana), a mujeres en fase de maternidad, ancianos y personas que ya sufrían previamente trastornos del sueño (insomnio, narcolepsia, apneas…).

¿De qué forma podemos reducir estos efectos?

  • Evitar uso de medicación. Se recomienda prescindir de fármacos, a excepción de prescripciones médicas o por uso previo al cambio de hora.

  • Realizar ejercicio. Llevar a cabo una actividad deportiva activa (basta con dedicarle 30 minutos al día) ayudará favorablemente a nuestro cuerpo a adaptarse a los cambios horarios.

  • Cenar temprano. Realizar la última comida del día al menos 3 horas antes de irse a dormir es aconsejable según los nutriólogos. Además, las cenas no deberían ser copiosas.

  • Comodidad. Con la finalidad de relajarnos más fácilmente, debemos establecer en nuestra zona de descanso un clima confortable. Nos referimos tanto a mobiliario como luz y sonido, ya que influirán directamente en la creación de un entorno placentero.

Tenemos comprobado que a cada persona le afecta de una forma distinta los dos cambios de hora que vivimos al año. Ser consciente de sus efectos hará más fácil saber adaptarse a ellos. Y a ti, ¿te vendrá bien esa horita de más en la cama?

Comienza tu screening, descarga ahora la aplicación.

Molexplore App

También podría interesarte: