×
Inicio Características FAQs Blog Contacto

2016 / © MOLEXPLORE SKIN CANCER APP

Google Play Apple Store

Post

5 medidas para no tocarse la cara mientras dure la pandemia

Quizás no nos lo habíamos planteado antes y ha sido necesario el brote de coronavirus para darnos cuenta de que nos tocamos la cara demasiadas veces a lo largo del día. Sabemos que reducir este hábito nos ayudará a detener la propagación del virus y a frenar la curva de personas contagiadas.

Así, queremos ayudaros a afrontar este desafío mediante una serie de tips o consejos que realmente pueden ser una medida contra esta pandemia. Sabemos que el estrés hace que aún sea más complicado eliminar esta costumbre, pero hay ciertas estrategias que nos pueden ayudar. ¿Quieres saber cuáles son?

No tocarte la cara es más difícil de lo que parece

Todos los días, todos los seres humanos realizan múltiples gestos espontáneos de auto-toque facial, principalmente en situaciones estresantes. Este gesto lo tenemos muy arraigado, comenzando en nosotros incluso antes de nacer.

Y es que según un estudio de la universidad de Sydney, que analizó a 26 estudiantes de medicina a fin de registrar cuántas veces se tocaban la cara, éstos manoseaban su rostro unas 23 veces por hora. Además, casi la mitad de esas veces, se involucraba a ojos, nariz o boca.

Esto demuestra que debemos tener cuidado con esa manía, ya que es algo que hemos hecho de toda la vida. Se ha demostrado que el virus afecta al sistema respiratorio ingresando en nuestro organismo mediante las membranas mucosas (nariz, cavidad oral y labios), por lo que hay que ser consciente de la situación y de las consecuencias. Es más difícil decirlo que hacerlo, pero poniendo de nuestra parte seguro que lo conseguimos.

Cómo conseguir acabar con el auto-toque facial

Piensa en todo lo que tocas a lo largo de tu día: teléfonos celulares, llaves, puertas, ascensores, dinero en efectivo. Todos estos elementos están repletos de gérmenes, es una realidad. No hay que dramatizar, ya que siempre hemos convivido con ello y no se considera algo grave, sin embargo, es un contexto como el actual, este aspecto coge importancia.

Ten en cuenta nuestras recomendaciones:

  1. Sé consciente y atento a este hábito.

    Leyendo este post, lo conseguirás. Y es que te estás informando y estás mostrando interés con la finalidad de no tocarte la cara mientras dure la pandemia (como bien dice el título de esta entrada).

  2. Busca frases u órdenes positivas, ya que negarse a algo por completo puede ser contraproducente.

    No es lo mismo pensar: “no te toques la cara”, que “intenta mantener las manos a los lados del cuerpo”. Parece una tontería, pero cómo nos hablamos es clave para evitar sabotear nuestros propios intereses.

  3. No te estreses.

    Hay motivos para estar en alerta, debemos tomar medidas para frenar la pandemia, está en riesgo el bienestar de todos, pero no debemos estresarnos ya que acabaremos perdiendo el control de las manos. Y eso es lo que precisamente no queremos.

    Visualiza en la mente los movimientos que vas haciendo para evitar tocar superficies contaminadas. Pensamos que esta medida tranquiliza y evita pensar en todo aquello que hemos tocado durante nuestra jornada.

  4. Sé bueno contigo mismo.

    Si lo estás haciendo bien, no dejes de decírtelo. A menudo pensamos que esta herramienta solo sirve para educar y motivar a los niños, pero estamos equivocados. Si conseguimos hacer nuestras tareas sin tocarnos la cara, es señal de que estamos aprendiendo. Gana confianza y seguridad en ti mismo siendo consciente de los pequeños éxitos.

    Y recuerda que no está de más fomentar el apoyo mutuo, refuerza a tus familiares o compañeros de convivencia en este confinamiento. Entre todos, lo haremos mejor.

  5. Que no falte el sentido del humor.

    La risa provoca relajación y bienestar, esto tiene la virtud de prepararnos para ser más conscientes de nuestros actos, que se hacen más difíciles de asumir en situaciones de ansiedad y estrés.

    Obviamente, los chistes no son un remedio infalible, pero todo suma a la hora de controlar una conducta automática que siempre acaba apareciendo.

Tras poner en práctica todas estas medidas, seguro que surgirán pequeños errores que cometeremos sin darnos cuenta. Por esa razón, debéis saber que no poder contenerse no significa el fin del mundo.

Mantén tus manos limpias, usando jabones o desinfectantes. Estos últimos con conocimiento, ya que pueden debilitar la piel de nuestras manos y esto puede ser contraproducente, al volverlas más sensibles.

No desesperes, lo conseguirás. Esperamos que pronto esto se quede en el recuerdo, hasta entonces recuerda: ¡tus manos son tus aliadas en esta lucha!

Comienza tu screening, descarga ahora la aplicación.

Molexplore App

También podría interesarte: